<< Teléfono atención: 600 66 44 77 >>

Control de plagas urbanas

BIOTECOR SLU está inscrita en el Registro de empresas y Servicios Biocidas en todas sus modalidades de tratamiento: Higiene alimentaria y sanidad ambiental, Protectores de la madera, instalaciones de riesgo de legionelosis y para todas las categorías de peligrosidad de los biocidas.

 

El Grupo BIOTECOR está conformado por un personal multidisciplinario que incluye administradores, técnicos en gestión de organismos nocivos y personal experto trabajos verticales con su propio departamento de formación que cuenta con todas las cualificaciones profesionales y registros de autorización en prácticamente la totalidad de las regiones españolas.
Al mismo tiempo contamos con un departamento de Investigación y Desarrollo a través del cual hemos desarrollado y patentado un procedimiento de control de plagas y malos olores en redes de saneamiento urbano ( http://biotecor.biocidas.eu).
Con la experiencia de haber desarrollado y adaptado servicios de saneamiento y control vectorial durante más de 20 años, a través de sus 6 divisiones: Consultoría en seguridad alimentaria y sanidad ambiental, Formación, Control de Plagas Urbanas, Trabajos Verticales, Aguas (piscinas y legionella), Investigación y desarrollo. 
Manteniendo un alto nivel de confiabilidad en los resultados que emite, basado en servicios que desarrolla, Grupo BIOTECOR brinda una serie de ventajas y opciones maestras que sólo encontrará de manera dispersa y con precios elevados.
BIOTECOR hace posible que cualquier entidad pública o privad se despreocupe de todos los aspectos correspondientes a saneamiento urbano, cualificación del personal en materia de manejo de productos biocidas, asesoramiento y consultoría especializada etc...

 

Profesionales del Pest Control

Nuestra empresa está inscrita en el Registro Oficial de Empresas y Servicios Plaguicidas de Andalucía para plagas urbanas con actuaciones en todo el  territorio nacional. Todos nuestros técnicos son auténticos expertos curtidos en miles de tratamientos y servicios.
SERVICIOS
 Única empresa autorizada para la instalación de sistema registrado de control de plagas en redes urbanas  BIOTECOR SYSTEM
 Control de cucarachas.
 Control de roedores.
 Control ambiental de moscas y mosquitos.
 Control y manejo de aves, palomas y pájaros mediante el uso de elementos de captura o disuasorios como tensores antiposado, etc. Expertos de control con experiencia en trabajos verticales.
 Desalojo de murciélagos.
 Resto de plagas urbanas: Hormigas, avispas etc.

Nuestro plan de control de plagas

La preocupación y concienciación por la salud pública, laboral y del medioambiente han llevado a todos los sectores implicados en el control de plagas a introducir nuevos conceptos y técnicas, superando así la aplicación de los tratamientos químicos como único recurso de control.

En este contexto, se define el Plan de Control de Plagas como el sistema que engloba los procesos de prevención y/o control necesarios para conseguir las condiciones sanitario-ambientales adecuadas para evitar la proliferación de organismos nocivos, minimizando los riesgos para la salud y el medioambiente. Incluye tres etapas:

  1. Diagnóstico de situación.
  2. Programa de actuación.
  3. Evaluación.

1. DIAGNÓSTICO DE SITUACIÓN

El Diagnóstico de Situación es la valoración previa al diseño e implantación del Programa de Actuación e incluir· la descripción del origen e identificación de los organismos nocivos, su distribución y extensión y la determinación de los factores que originan y/o favorecen su proliferación.

 

El Diagnóstico de Situación es el resultado de 3 fases secuenciales: recogida de información previa, inspección y análisis de situación.

 

1.1. Recogida de información previa Consiste en la obtención de la información siguiente:

− Actividad y uso del establecimiento.

− Diseño y características estructurales del establecimiento (planos, materiales, etc.).

− Antecedentes de presencia de organismos nocivos y controles realizados.

− Factores de riesgo del entorno. Toda esta información debe facilitarse por parte del responsable de las instalaciones.

 

1.2. Inspección:

 Observación realizada de forma metódica encaminada a la recogida de datos relativos a las especies existentes, focos de infestación y su distribución, las condiciones de las instalaciones y del entorno. Para la realización de una correcta inspección, se debe contar con un conjunto de herramientas y/o medios auxiliares que se especificarán en los correspondientes anexos.

La inspección consistir· en:

Detección, identificación y estimación del grado de contaminación/infestación. Se debe llevar a cabo mediante la observación de indicadores de presencia (ejemplares vivos o muertos en diferentes estadios de desarrollo, excrementos, huellas, restos de pelaje o mudas, material roído y productos deteriorados, madrigueras, nidos, pistas de paso etc.), y, en caso necesario, el empleo de toma de muestras/métodos de captura.

Reconocimiento de las instalaciones. Detección de los elementos estructurales, operativos y/o higiénicos propios de la instalación que pudieran favorecer el acceso, la proliferación y la difusión de los organismos nocivos.

 Examen del entorno. Debe incluir la valoración de las características ambientales que pueden favorecer la diseminación microbiológica o la infestación de la instalación.

 

1.3 Análisis de la situación

La información recogida en las dos fases anteriores debe analizarse para establecer un Diagnóstico de Situación que incluir· los siguientes puntos:

 a) Antecedentes de mayor relevancia e interés vectorial, resumidos de una manera lógica y secuencial.

b) Riesgo relativo de infestación de la instalación (existencia o posibilidad de acceso).

c) Identificación y estudio de las especies de artrópodos, roedores y microorganismos a controlar detectadas en la inspección.

d) Origen de las citadas especies y ubicación en las instalaciones.

e) Determinación de la distribución y extensión de la población o poblaciones nocivas.

f) Estimación de la tasa microbiana y/o densidad poblacional y valoración del grado de contaminación/infestación, determinación de eventuales daos y urgencia de actuación.

g) Factores que favorecen el acceso y la proliferación de organismos nocivos: establecer las deficiencias o factores ambientales, estructurales, higiénico-sanitarios, prácticas laborales, etc., concurrentes, al efecto de informe y corrección a la propiedad/gestor de la instalación.

h) Valoración de la necesidad de solicitar asistencia exterior (ejemplo: servicios municipales para alcantarillado exterior,...).

i) Otra información de interés técnico que sea relevante para precisar la situación inicial de partida, determinar medidas ambientales correctoras urgentes, opciones técnicas de control y referenciar actuaciones futuras.

2. PROGRAMA DE ACTUACIÓN

 Es el conjunto de medidas y estrategias de actuación, secuenciadas en el tiempo, necesarias para mantener la población de especies nocivas por debajo del umbral de tolerancia; además, se deben incluir los procedimientos de comunicación, gestión y educación sanitaria de los usuarios de las instalaciones que garanticen su viabilidad, quedando, todo ello, recogido en un documento.

2.1 Tipos de medidas

2.1.1 Medidas sobre los elementos estructurales y constructivos

 Incluyen la modificación y reparación de las condiciones estructurales y constructivas de los edificios para evitar la existencia de reservorios o entrada de especies nocivas, anidamiento, proliferación y dispersión de las mismas de unas zonas a otras una vez en el interior.

Se debe prestar especial atención a las aberturas y oquedades, conducciones y drenajes, aislamientos, ajustes de paredes, techos y suelos, etc.

 2.1.2 Medidas de optimización de las condiciones higiénico-sanitarias y ambientales:

Son las actuaciones dirigidas a limitar la presencia de nutrientes y condiciones medioambientales que propicien la atracción y proliferación de una especie nociva en la instalación.

2.1.3 Medidas sobre el desarrollo de comportamientos y hábitos saludables

 Se trata del conjunto de pautas y actuaciones tendentes a implantar conductas y/o procedimientos de buenas prácticas dirigidas a evitar la presencia de microorganismos o plagas.

2.1.4 Medidas de control directo sobre la especie nociva

Se refiere al conjunto de medidas que actúan directamente sobre  el microorganismo o la plaga con objeto de conseguir eliminar cierto número de individuos hasta el umbral de tolerancia apropiado. Este tipo de medidas se deben aplicar cuando las actuaciones enumeradas en los puntos anteriores no sean suficientes y se requiera una actuación directa sobre la plaga.

Estas medidas pueden llevarse a cabo mediante:

 − Métodos físicos: empleo de sistemas luminosos, auditivos, modificadores de condiciones ambientales, etc., que ahuyentan, atraen, capturan o impiden la proliferación de la especie objeto de control.

− Métodos fisicoquímicos: sistemas utilizados con el fin de destruir la carga bacteriológica del agua (o aire) mediante la aplicación de procedimientos electroquímicos.

− Métodos biológicos: empleo de depredadores, patógenos, derivados de estos u organismos modificados capaces de atacar a las especies diana o bien alterar su desarrollo o reproducción.

− Métodos químicos: empleo de sustancias químicas capaces de producir la muerte directa de la especie diana, alterar su ciclo vital o influir en su comportamiento.

 Siempre se priorizarán los métodos físicos, fisicoquímicos y biológicos a los métodos químicos, limitando Éstos a aquellos casos en los que los métodos anteriores sean insuficientes para conseguir el control adecuado. En el caso de utilización de biocidas se tiende a minimizar los riesgos derivados de los tratamientos en ambientes interiores.

 

2.2 Estrategias de control

A partir de los resultados obtenidos en el Diagnóstico de Situación se debe establecer la estrategia ms adecuada y el calendario de actuación, según las distintas situaciones posibles.

En cualquier caso y con independencia de la situación ambiental del interior, cuando haya evidencia de organismos nocivos en el exterior de las instalaciones y con objeto de minimizar el riesgo de introducción de especies nocivas, se deben establecer medidas de prevención, vigilancia o, en su caso, de control directo sobre el entorno exterior. 

3. EVALUACIÓN

El seguimiento continuado del nivel de contaminación/infestación y de las medidas de control y estrategias adoptadas se estima requisito imprescindible de todo Plan de Control de Plagas.

La evaluación se debe realizar de acuerdo al Programa de Actuación que se haya establecido. Se deben evaluar los siguientes aspectos:

− Grado de cumplimiento del programa de actuación: se debe verificar el cumplimiento de las estrategias y medidas adoptadas y del calendario de actuación.

− Efectividad del programa de actuación: se debe determinar si los resultados obtenidos son conformes a los objetivos propuestos y si el método elegido es el idóneo. Para ello se utilizaron todos los recursos técnicos disponibles que permitan la determinación del nivel de contaminación/infestación en el tiempo (por ejemplo: toma de muestras microbiológicas, trampas de captura de insectos, consumo de cebos, seguimiento de signos de presencia de especies nocivas, etc.).

 − Posibles efectos adversos sobre la salud de las personas, las instalaciones, los alimentos y otros productos.

 Todo ello nos debe permitir valorar si es necesario introducir modificaciones en el Programa de actuación o incluso, llegado el caso, la revisión global del Plan de Control.

<< Teléfono atención: 600 66 44 77 >>

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Grupo BIOTECOR .- Todos los derechos reservados.